Nuevo día!!! ALEHOP!!!

Si es que es inevitable, me encanta estar aquí escribiendo. Pero la «CULPA» la tenéis vosotr@s, sonrío, porque de verdad de la buena que me hace FELIZ saber qué estáis ahí.

Y de CULPA va lo que os voy a contar.

El otro día estaba viendo un programa debate de tv. El tema era lo de menos, me provocó quedarme, mi interés estaba centrado en ver cómo aquel galimatías se iba a resolver.

El asunto es que todos daban la CULPA a la crisis, unos decían que a la crisis pasada, otros a la crisis que todavía está ahí, otros a la crisis que va a venir….
Cuando se terminó de dar la CULPA a la crisis, se empezó con la culpa a las circunstancias. Me quedó la duda de saber a qué circunstancias se referían, si propias, ajenas, sociales, políticas …
Luego se pasó a dar la CULPA al pasado, a la herencia cultural e histórica …
Siguió la palabra culpa en aquella sala haciendo ronda y turno de oficio.
Y llego claramente y a bocajarro la culpa más fácil, … la CULPA a los DEMÁS …

Aquí hago stop, apago la tv , busco una taza de café caliente con un poco de leche y mirando hacia la calle y viendo pasar tanta gente, me pregunto él porqué de la facilidad con la que podemos dar la culpa a los demás.

Me viene al pensamiento, una escena de la niñez, con mis primos en la finca, en la que cuando habíamos hecho alguna trastada y nos pedían quien lo ha hecho? todos nos mirábamos en busca de ese «culpable» para ofrecerlo en bandeja a la regañina. Era ese «elllll/ ellaaaaa tiene la culpa… sonrío

Está claro que defendernos es tan humano como querer o necesitar buscar culpables.
Lo cierto es que cuando nos damos cuenta que hacerlo es buscar un «apaño», es cuando empieza el camino.

Para avanzar no deberíamos «ECHAR la CULPA» a nadie ni a nada. Si lo hacemos, estamos dejando en manos de otros o de algo, el resolver nuestros propios errores, nuestras frustraciones, nuestro desasosiego, nuestros temores, nuestros desencuentros, …. «NUESTROS»

Tampoco es bueno «ECHARNOS la CULPA» de todo a nosotros mismos. Los extremos siempre restan posibilidades de disfrutar del equilibrio.
Nos hará bien recordar que el equilibrio se mantiene cuando estamos convencidos de tenerlo.

Nadie tiene la CULPA de nada ni tan siquiera nosotros mismos, porque no es culpa sino PENSAMIENTO de CULPA, y la buena noticia es que eso SI se puede CONTROLAR y MODIFICAR.

Todos hemos tenido situaciones en la que si o si debemos elegir, debemos decidir, debemos seguir, debemos hacer, debemos no hacer, … «DEBEMOS» .
Cuando nos damos cuenta que lo único que deberíamos hacer es no hacer las cosas porque deben hacerse, sino porque le hemos encontrado el PORQUÉ y el PARA QUÉ.

Se terminó el café y mi momento de reflexión, sonrío.

Os deseo un día, una semana relinda a tod@s!! Ahora os dejo a vosotros para que si en algún momento del día os viene el pensamiento negativo de culpa, lo veáis como eso, un pensamiento, que lo mismo que entra, puede salir, y si no quiere … le damos un empujoncito llenando nuestro pensamiento de todas las cosas buenas y bonitas que tenemos y de las que nos podemos sentir ORGULLOSAMENTE CULPABLES. Sonrío.